UCR: El Antiperonismo fue más fuerte

0
253

El Antiperonismo fue más fuerte

Por Jorge Lema.

Las últimas elecciones internas que enfrentó a dos listas: “Adelante Buenos Aires” y “Protagonismo Radical”, dejan claro el respaldo de sus afiliados a la continuidad en la Alianza Juntos por el Cambio que integran.

Jorge Lema.
Desde 2015 El radicalismo viene acompañando al PRO en el frente Cambiemos hasta el 2019 y en Juntos por el Cambio desde el 2019 en adelante.
Las políticas desarrolladas por ese frente son de carácter netamente neoliberales de acuerdo con sus propios enunciados y consecuentemente antipopulares como también confirman los resultados.
Estábamos anotados entre los que esperábamos una reacción del centenario partido, que dio presidentes de la talla de Yrigoyen y más cerca Illia o Alfonsín.
Gustavo Posse, candidato de Protagonismo Radical y Maximilano Abad, «Adelante Buenos Aires». Foto: Página 12.
Sin embargo, las últimas elecciones internas que enfrentó a dos listas: “Adelante Buenos Aires” y “Protagonismo Radical”, dejan claro el respaldo de sus afiliados a la continuidad en la Alianza que integran. Ninguna de las dos listas en disputa proponía una ruptura. Si bien la segunda de ellas, acusa recibo de la inacción y la asfixia que le provoca el abrazo del Pro, solo se limitó a proponer un poco más de distancia de manera vaga e imprecisa, sin aclarar cuáles serían los indicadores de una nueva relación y por si fuera poco fue derrotada en Córdoba y en la Provincia de Buenos Aires.
Mario Negri y Ramón Mestre ganaron en Córdoba. Foto: eleconomista.com
Para medir la dimensión de la interna cabe aclarar que “Adelante Buenos Aires”, triunfante, tenía el respaldo, entre otros, de los gobernadores Gerardo Morales y Gustavo Valdés, de Mario Negri, presidente de la bancada en Diputados, Luis Naidenoff, titular del bloque de juntos por el cambio en el Senado. Además, contaba con el apoyo de Ernesto Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos. En definitiva un claro perfil continuista.
Martín Lousteau, Gustavo Posse y Danya Tavela. Foto: Infobae.
Protagonismo Radical era respaldada por el peso propio del intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Por Lousteau, y algunos dirigentes de la vieja guardia como Federico Storani y Juan Manuel Casella. Habría sido de la partida también “Coti” Nosiglia
Quedo claro también que vertientes que intentan hacer volver al radicalismo a sus orígenes, no tienen por lo menos por ahora, ninguna posibilidad de protagonismo interno ya que no lograron poner de pie ninguna alternativa.
Los resultados dejan entrever también que la proyección nacional de Lousteau sufrió un duro revés.
La inacción y parálisis que ocupa en la alianza “Juntos por el Cambio” no es una interpretación subjetiva, es más que evidente y ha sido reconocida por sus propios dirigentes infinidad de veces, líderes de esa fuerza de primera línea y de cualquiera de las listas internas.
Con la totalidad de las mesas escrutadas, la lista de Abad y Érica Revilla (intendenta de General Arenales) logró 60.185 votos, mientras que la nómina de Posse y Danya Tavela (vicerrectora de la Universidad del Noroeste) llegó a 55.573. Foto: La Nación.
El abrazo de oso del Pro provoca cierta tibieza, pero lo aleja cada vez más del carácter popular que, el radicalismo, tuvo en sus orígenes. El rol deslucido de asistente a que ha sido confinado muy probablemente afecte su dignidad y seguramente le quita potencialidad al punto de amenazar su existencia. ¿Dónde quedó el famoso legado de su fundador “que se rompa pero que no se doble”?
El anti-peronismo jugó en dirigentes y afiliados, al punto de preferir quedar acompañando como seguidor pasivo, políticas alejadas de sus principios, pero mantenerse en la arena política como opositor al peronismo.
Sería bueno para el campo popular pensar en que peronismo y radicalismo, más allá de sus diferencias mantuvieran en una buena convivencia en vista a los objetivos nacionales. Algo impensable con el Pro neoliberal y antipopular por definición.
Es verdad que al peronismo puede endilgársele anti-radicalismo, pero más allá de algún menetropiezo, el peronismo ocupa el lugar de columna vertebral del movimiento popular y defensa de los derechos de los trabajadores que le dio origen.

No hay comentarios