La Historia del Club El Trébol de Haedo.

0
48
Andrés Viviani y su nieto Matías.

La Historia del Club El Trébol de Haedo. Capítulo 5.

Por Andrés Viviani.

Venimos publicando en Claves de la Provincia, edición impresa, la Historia del Club el Trébol. En esas crónicas, Andrés Viviani le cuenta la historia del club a su nieto Matías y los lazos de la familia Viviani con la institución.

Querido Mati. (Amigos, recuerden que Matías Dante Sibelli es de la clase 2009 y que descubre por casualidad el telón de vida de un club que no conocía, pero que tiene una gran trayectoria desde 1934 a la fecha)
Mati, te cuento lo que son las relaciones con otras instituciones a través de los años en el Partido de Morón. Quiero destacar que es mutuo el afecto entre todos.
Te cuento el caso del Club 77 de Morón, del cual es hoy Presidente tu abuelo paterno, Don Luis Sibelli, que con periodos alternados dirige la Institución. Donde se respeta el Estatuto, pero también como en El Trébol, la libre elección de autoridades y su continuidad es valorada y respaldada por el voto de cientos de socios del Club.
Que destaca su hombría de bien para continuar la obra heredada y mantener y ampliar el patrimonio, conservar las actividades sociales y deportivas a través de los años y mantener la confraternidad deportiva e institucional con los clubes del oeste.
Por esas cosas de la vida, querido Mati, su profesor de la enseñanza de las letras de la amistad fue el señor Don Alberto César Lacoste (Beto Lacoste para todos), gran directivo del 77 y gran amigo de Don Eugenio Viviani, participando siempre en reuniones de la Unión de Clubes o de la Federación de Bochas, allá por el año 1957, que se realizaban en algunas oportunidades en el comedor de mi casa de la calle Igualdad 1389 de Haedo. Y con otro gran amigo, concurrente y consejero, el Señor Don Osvaldo Mai, me decían, “Pibe, algún día vos tenés que escribir nuestra historia”.
Y Don Luis Sibelli también años después se empapó de la sapiencia de esos dos grandes dirigentes, quienes priorizaban un club, más allá de la política, la religión o el fanatismo futbolístico de cada uno por las divisas históricas nacionales.
Y como ejemplo de amistad y respeto entre los clubes va esta nota informativa del 77 Fútbol Club al Presidente del Club El trébol, Señor Don Alfredo Boasso y al Secretario Don Eugenio Viviani, de las nuevas autoridades directivas electas con fecha de junio 27 de 1980 y a su vez, haciendo eco a la Honorable Comisión Directiva.
Querido Mati, quise citar esta carta entre las muchas que se intercambiaban entonces los clubes del oeste, informándose de sus actividades o proyecciones a compartir en el aspecto institucional o deportivo. No existían en esos años los medios de hoy, electrónicos, satelitales, etc. Sólo por carta escrita a máquina Remington, Olivetti, Lexiton, que sólo eran mecánicas.

Diario de la época. Archivo Andrés Viviani.

En una reunión por los años 70´ entre el Concejo Deliberante de Morón y los clubes de Haedo por su situación económica y financiera, fueron en representación de El Trébol, Don José Antonio Calabria, Ex presidente, Modesto Gugliotta, Socio Fundador y Eugenio Viviani, eterno secretario.
En la discusión Eugenio Viviani le contesta al Concejal Trigueiro, “Esto es una vergüenza, Señor Concejal, porque al dirigirse un representante del Club ante la oficina de Espectáculos Públicos, la empleada de la ventanilla lo obligó a que primero pague los derechos a espectáculos a SADAIC y COMAR y luego recién les otorgan el permiso de baile”
“Y le digo más, Señor Concejal, la noche de nuestra Cena Aniversario, el 25 de Mayo, se presentaron tres inspectores a querer cobrarnos una multa por llevar a cabo una Cena sin permiso”
Y el Señor Don José Antonio Calabria interrumpió la exposición del invitado Diputado Nacional Don Nicolás Salvador sobre sus dichos y le increpó: “Le aclaro Señor Diputado que mis ideas son Peronistas, como lo son también las del Señor Viviani, en cuanto a los demás, ignoro su afiliación”.
Dijo entonces el Diputado Don Nicolás Salvador: “Por su sinceridad, Señor Calabria, y las expresiones vertidas por usted, pondremos el hombro por el bien de las instituciones de Haedo”.
Don José Calabria también planteó los proyectos de bajo y alto nivel de los cruces de barreras en las calles estrada y Juan B. Justo y frente al Instituto de Cirugía Dr. Luis Güemes.
Retrocediendo unos años, en 1941, el 25 de mayo se festejó el Aniversario de la Entidad y el Día de la Patria en la sede de República 737. La masa societaria se aumenta a 50 socios más sus familias, organizándose grandes torneos atléticos y una carrera de bicicletas con profesionales y aficionados al pedal del oeste, juegos para pibes, embolsado, rango, baby fútbol, hoyo pelota, etc.
Todos estos festejos culminaron con un gran lunch en la noche donde se entregaron premios y menciones. Es de destacar que por primera vez en nuestro querido Barrio Fogonazo se realizó una Carrera de Bicicletas con tantos participantes. Se llevó a cabo en un circuito que se denominó Teniente Benjamín Matienzo, héroe de la Fuerza Aérea Argentina por su accionar en territorios de la Antártida y afincado en El Palomar.
El recorrido fue de 50 kilómetros en un circuito por calles y avenidas de Haedo Norte, con la especial colaboración de la Comisaría de Haedo y de socios y vecinos en todo el tramo de la exitosa competencia.
Contribuyeron para los gastos de los premios para esta primera carrera ciclística, las siguientes personalidades: el Dr. Gerónimo Fasola con $ 50.-, el Dr. Manuel A. Fresco con $ 35.-, el Dr. Vicente Borelli con $ 20.-, el Dr. Ernesto Araujo con $ 20 y el Sr. Intendente de Morón, Don Rafael Amato con $ 20.-, haciendo un total de $ 145.- de los donantes. Con ese dinero aportado se cubrieron los premios y además como premio al ganador, el socio Don Eduardo Chauvin donó una medalla de oro del Tour de Francia.
Esta Prueba fue el reconocimiento de vecinos y amigos al esfuerzo del Club por ampliar el horizonte de las actividades deportivas. El Intendente Rafael Amato participó de la entrega de premios a los participantes de este tour ciclístico, “La Vuelta del Fogonazo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta