En medio del debate global, sobre el financiamiento y la resolución de la crisis

0
322

En medio del debate global, sobre el financiamiento y la resolución de la crisis

Por Mario Passarini.

El covid 19 dejo al descubierto las diferencias en el acceso a la prevención y cuidados sanitarios, como la capacidad de protección económica, social y laboral de la población. Esta desigualdad se refleja en la disposición de recursos entre países y al interior de cada uno, develando las profundas inequidades que se acentuaron durante décadas de globalización neoliberal.

Morris Pearl de Patriotic Millionaires habla en el Parlamento de EEUU. Foto: Morris Pearl Facebook.
Con la pandemia los Estados Nacionales pasaron a ocupar un rol central, diseñando una red de emergencia sanitaria, económica y social, para proteger el empleo, la producción de los insumos básicos y atenuar la desestructuración.
Cuando la desigualdad se profundiza como en la actualidad, la presencia del Estado resulta crucial.
En medio del debate global, sobre el financiamiento y la resolución de la crisis, surgen ideas, interrogantes que trataremos de sintetizar.
El surgimiento de millonarios que piden que le cobren más impuestos.
Es así como se conformaron los grupos Millionaires for Humanity y Patriotic Milloinaires, este último, integrado por ochenta y tres supermillonarios, consideran que la única vía para solucionar, en parte, con la actual devastación, es reformular el sistema tributario regresivo que se impuso en los ochenta con la Revolución Conservadora de Margaret Thatcher y Ronald Reagan.
Los gobiernos van a tener que actuar porque la creciente desigualdad no es sostenible. Si bien era previa a la pandemia, está la hizo más extrema.
Hay una minoría que se está enriqueciendo cada vez más, mientras la mayoría empobrece.
No funciona ni para el país, ni para los ricos y las elites El impacto de esta crisis va durar mucho tiempo e incorporar a quinientos millones de personas a la pobreza aumentando a la ya existente calculada en miles de millones.
Cientos de millones van a perder sus trabajos, muchos en forma definitiva, por el cierre masivo de empresas.
La falta de camas hospitalarias, de mascarillas y respiradores es una clara muestra de la falta de inversión en Salud Pública en todo el mundo.
La única forma de superar esto es con más inversión y para eso es necesario más recursos en manos de los Gobiernos.
Los ricos tienen y deben pagar más impuestos y no los que menos tienen, como se está haciendo con la legislación vigente.
Estamos asistiendo a la concentración de la riqueza más grande de toda la historia. Antes decíamos que Rockefeller o J.P. Morgan eran ricos, pero eso no es nada comparado con la riqueza que tienen M. Zuckerberg o J. Bezos o los fondos de inversión. Y esto no está dando resultados
Los Estados deben aplicar un impuesto especial a los más ricos, pero lo que se necesita es un cambio estructural que graven más a los ricos, de manera permanente, como parte de su contribución a que mejore la salud, la educación, la seguridad y disminuir las profundas desigualdades.
La actual situación ni siquiera funciona para los ricos. Nosotros queremos vivir en una sociedad con menos desigualdades. Los ricos debemos entender, en nuestro propio interés, que la seguridad social, la salud, la educación, es parte se la sociedad en la que vivimos y los consumidores son necesarios para las inversiones.
Ya no es cierto el argumento que se impuso desde los ochenta, bajar impuestos a los más ricos, estimula la inversión y con ella se generan más puestos de trabajo y se beneficia el conjunto. Esto resulto ser una falacia total, el impacto fue contrario, creció la concentración y aumentó la desigualdad.
Se debe aumentar el salario y así el consumo y con esto crecen las ganancias de las empresas, lo que genera nuevas inversiones. Para esto es necesario hacer un cambio estructural en el sistema impositivo. La evasión y la elusión fiscal, a través de guaridas fiscales, es central en el actual régimen, solo desfinancia a los Gobiernos y disminuye la inversión pública.
Se necesita una cooperación internacional para que el dinero que se hace en un lugar, no termine en las Islas Caimán, o en otros paraísos fiscales Si no entendemos que estamos generando una sociedad difícil de ser vivida y necesitamos de un cambio, no saldremos de la crisis, la situación se hará más complicada…
Fuente. Reportaje del periodista, Marcelo Justo, Reino Unido, al representante de Patriotic Millionaires Morris Pearl.

Informe de Business and Politics de la Universidad de Cambridge:

Ron O´Hanley, State Street Corporation, Tim Buckley, Vanguard y Larry Fink, Black Rock. Imagen: https://www.theguardian.com/
Black Rock, Vanguard y State Street, son los fondos de inversión más grandes del mundo. Son dueños del 40% de las empresas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos y de un 90% de la SyP.
Este nivel de concentración, sin precedentes, se potenció a partir de la crisis financiera internacional 2008, genera efectos anticompetitivos y produce consecuencias, que alteran el desarrollo económico y generan mayor desigualdad.
Informe del Instituto de Estudios de Políticas Estadounidenses. Norteamericanos por la Equidad Fiscal.
En Estados Unidos hay 655 personas que tienen una fortuna personal superior a los 1000 millones de dólares. Durante la pandemia, estos milmillonarios aumentaron su riqueza en un 36%. Ello significa que lo acumulado por ese grupo, creció más de 1 billón de dólares.
Pasaron de tener U$S 2,9 billones, en marzo, a 4 billones en la actualidad. De estas 651 personas, los 15 más ricos tuvieron una ganancia de U$S 477 mil millones. Esto significa que sus fortunas se incrementaron, durante la pandemia, un 56%. El resto, 636 personas, 28%, la aumentaron en U$S 588.000 millones.
Quienes son: En los primeros lugares de la lista se encuentran los propietarios de Google, Amazon, Facebook y Apple. Todos pertenecen al capitalismo Digital de Plataformas.
Son empresas que están siendo investigadas en EEUU y Europa por declarar sus ganancias y patrimonios en lugares de baja tributación. Nunca antes, se había dado tal acumulación de riqueza, en tan pocas manos.
La ex esposa de J Bezos, se convirtió, tras su separación, en la mujer más rica del mundo, con una fortuna estimada en 67.400 millones de dólares.
GAFA: Jeff Bezos, Amazon, Tim Cook, Apple, Sundar Pichai, Google y Mark Zuckerberg, Facebook. Imagen: Associated Press
Conclusiones del informe que se presentó en el Congreso de EEUU.
GAFA: Cobran comisiones exorbitantes, imponen condiciones contractuales opresivas y extraen datos valiosos de millones de personas. La pandemia les permitió acelerar el crecimiento de sus negocios. Las cuatro tienen en conjunto una cotización bursátil de 5 billones de dólares, equivalente a un tercio del valor combinado de las 100 empresas líderes se Standard y Poors.
Que han explotado, consolidado y expandido su poder sobre mercados digitales de manera anticompetitiva y abusiva
Que estas empresas, violan leyes de la competencia, afectando la diversidad, la libertad de prensa, la innovación y la privacidad.
Estas empresas controlan el mercado, al mismo tiempo, que compiten en él, una posición que les permite, escribir unas reglas de juego para las demás, mientras ellas juegan con otras o llevan su propia cuasi regulación privada, que no puede ser controlada por nadie, excepto por ellas.
La solución sugerida es dividir estas empresas en distintas unidades para que no sean al mismo tiempo árbitros y jugadores de múltiples nichos comerciales.
Aumentar el poder de aplicación de regulaciones antimonopolio por parte del Estado.
*
Informe de la Organización Mundial de la Salud

La pandemia profundizó las desigualdades entre ricos y pobres. Informó la OMS que el 95%de las vacunas contra el coronavirus, están concentradas en 10 países, y llamó a ser más solidarios.

Ginebra, 18 ene (Prensa Latina) Los países pobres son los más afectados por la inequidad en la distribución de vacunas antiCovid-19 y sufragarán altos precios para lograr inmunizarse, afirmó hoy el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Foto: https://www.prensa-latina.cu
El Director consideró un logro que apenas en un año, se obtuvo la vacuna, y en poco más de un mes 28 millones de dosis fueron aplicadas, pero lamentó que eso ocurriera en cuarenta y seis países, mientras que sólo 10 concentran el 95% de las aplicaciones. EEUU, Reino Unido, China, Rusia, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Italia, Alemania, España, Canadá. El organismo anuncio que comenzaría, a fines de enero a repartir las primeras dosis a través de la Alianza Covax, sistema alternativo para asistir a 172 países equitativamente, sin importar su capacidad económica. Esta medida surgió tras el frustrado reclamo ante la Organización Mundial del Comercio, liderado por Sudáfrica e India, con el respaldo de 99 países, para que se liberara el derecho comercial de patente de vacunas.
La ONU denunció la concentración de las vacunas en pocos países.
Antonio Guterrez, Secretario General ONU. Foto: Saiyna Bashir / Reuters
El mundo superó los 2.000.000 de muertes, en poco más de un año de que se detectara el primer caso de la variante SARS Cov 2 en China, mientras que la cantidad de muertes se duplicó en poco menos de cuatro meses, ya que a fines de setiembre se habían alcanzado el 1.000.000 de víctimas.
El Secretario General de Naciones Unidas (ONU) expresó: “Nuestro planeta alcanzó un desgarrador hito, y marcó la asimétrica producción y distribución de las vacunas. Los países con más altas cifras de muertes son EEUU, Brasil, India, México, Reino Unido”.
“Lamentablemente, el mortal impacto de la pandemia ha sido empeorado por la falta de esfuerzo coordinado a nivel global. Por la memoria de estos 2.000.0000 de personas, el mundo debe actuar con mucha más solidaridad”, exhortó el Secretario General. Además recordó la escasez de barbijos, utensilios de protección y la concentración en el reparto de las vacunas.
*
Joseph Stiglitz: Documento presentado en la reunión convocada por el FMI.

Stiglitz: «La pandemia del covid 19 no ha sido un virus de igualdad de oportunidades, persigue a las personas con problemas de salud y aquellas, cuya vida diaria las expone a un mayor contacto con los demás».

Joseph Stiglitz. Foto: Diario El País.
Esto significa que persigue desproporcionadamente a los sectores de menores recursos, especialmente en países pobres o economías avanzadas, como EEUU, donde el acceso a la atención médica no está garantizada.
Tiene uno de los estándares de salud promedio más pobre, de las economías desarrolladas, ejemplificado por la baja esperanza de vida y los niveles más altos, de disparidades en salud.
En todo el mundo existen marcadas diferencias, en la forma que se ha gestionado la pandemia, tanto en la forma en que se ha gestionado la pandemia, tanto en lo que hace en el mantenimiento de la salud de sus ciudadanos, la economía, las políticas sociales, como en la magnitud de las desigualdades que se muestran.
Hay muchas razones para estas diferencias:
El estado pre pandemia de la atención sanitaria, las desigualdades en el acceso a la salud, su estructura sanitaria, la resistencia de la economía, la credibilidad de los ciudadanos en la orientación de sus Gobiernos. Y como los ciudadanos equilibraron sus Libertades Individuales, para hacer lo que quieran con respecto a los demás, reconociendo que sus acciones generan externalidades.
Por muy mala que haya sido la desigualdad antes de la pandemia, el mundo pos pandémico va experimentar mayores desigualdades, a menos que los gobiernos tomen decisiones para evitar el cierre de empresas, el desempleo la desestructuración social.
La razón es muy simple, el covid 19 no desaparecerá rápidamente, y el miedo a otra pandemia persistirá.
Sera necesario un programa integral para reducir la desigualdad de ingresos, que la pandemia profundizó. El programa debe reconocer que el modelo de equilibrio competitivo, que ha dominado el pensamiento de los economistas, en las últimas décadas, no conduce a buenos resultados, solo beneficia a una minoría.
Esta es la imagen de la economía actual, especialmente cuando se trata de comprender el crecimiento de la concentración de la riqueza y la profundización de las desigualdades
Tenemos una economía dominada por el poder de los mercados, la explotación de los trabajadores, la pérdida de su capacidad de negociación, el debilitamiento de las limitaciones del poder de las corporaciones, la erosión de las reglas que protegen a los consumidores, solo predomina la obtención de rentas.
Necesitamos una rescritura integral, políticas que se centren más en garantizar el pleno empleo para todos, leyes de quiebras que estén mejor equilibradas, menos favorables a los acreedores, más responsabilidad a los banqueros que participan de préstamos predatorios, leyes de Gobiernos que impongan al poder corporativo el reconocimiento de todas las partes involucradas en el proceso económico, no solo el de los Accionistas, como predomina. Las reglas que gobiernan la globalización, deben hacer algo más que servir a los intereses corporativos, los trabajadores y el medio ambiente deben ser protegidos
Debemos terminar con los sistemas tributarios regresivos, en los que más ganan pagan una proporción menor de sus ingresos, en impuestos, que los trabajadores, los desocupados, los inactivos.
La pandemia ha expuesto y aumentado la desigualdad, entre países y en el interior de ellos.
Habrá más pobres en el mundo.
El Covid 19 no se controlará en un solo país, son necesarias medidas de alcances globales. La recesión económica no se dominara hasta que haya una sólida recuperación mundial. Por eso es una cuestión de interés propio, así como una preocupación humanitaria, que las economías desarrolladas proporcionen la asistencia que necesitan las menos desarrolladas.
Sin esa asistencia la pandemia mundial persistirá más de lo que lo haría de otro modo, entonces las desigualdades aumentaran y habrá conflictividad mundial. Necesitamos más demostración de solidaridad mundial y nacional.
*
Yanis Varoufakis. Profesor de la Universidad de Atenas.
Que pasa con la distribución.

Yanis Varoufakis. Foto: Wilkipedia
El mayor problema es la desigualdad, los ricos se enriquecen mientras duermen, por razones no vinculadas al esfuerzo, el espíritu empresarial o la voluntad de ahorro, no derrochar.
En la época de oro del capitalismo 1950/1970, era posible tener confianza en el trabajo duro y una aptitud innovadora, para salir de las situaciones de pobreza o escalar en la pirámide social. Eso se terminó con el colapso de Sistema de Bretton Woods y la financierización de las economías.
Que debe hacerse con la concentración de la riqueza. Su propuesta apunta a cuatro frentes para reactivar y mejorar la distribución.
Dividir a las grandes corporaciones que monopolizan los mercados de su propia creación, como podrían ser algunas de las grandes tecnológicas.
Depositar en un fondo de Capital Social, para generar un Ingreso Básico Universal, el 10% de las acciones de las grandes corporaciones.
Destinar gran parte del dinero recaudado por los Gobiernos en inversiones para la transición verde y otros bienes de infraestructura Pública.
Un impuesto permanente sobre las grandes fortunas.
Estas propuestas parecen una utopía. Sin embargo, muestran nítidamente lo que se están planteando varios pensadores a nivel mundial.
La manera en que las sociedades coordinan la producción y la distribución, necesitan reinventarse, si se pretende reducir las asimetrías, que impiden que todos los seres humanos tengan un mínimo de condiciones iniciales para poder desarrollarse.
*
Concentración y desigualdad en la Argentina.

La aprobación del Senado Nacional del proyecto de Aporte Solidario y extraordinario por única vez a las grandes fortunas y la nueva información, suministrada por la AFIP, modifico el número de contribuyentes alcanzados, pasando de 9298 personas humanas a 11865 sobre un total de 970.000 contribuyentes que presentaron sus declaraciones Bienes Personales.
El número de los que tienen un patrimonio superior a 3000 millones, pasó de 250 a 380. La cifra a recaudar, pasó de 307.000 a 420.000 millones de pesos. Lo anterior nos permite conocer, en parte, la concentración de la riqueza personal de las personas humanas.
El total de Bienes Personales declarados, llega a 17,5 billones de pesos, pero el 1,2 % de los que deben pagarlo, concentran 6,8 billones de pesos
El 40% del total de Bienes Personales de los 11.865, son activos dolarizados y el 92,4% son activos declarados que están en el exterior.
En el otro extremo, la pobreza y la alimentación, la Argentina muestra otra realidad. Fuente Radiografía de la alimentación en Barrios Populares Observatorio de Lucha contra el Hambre.
* 64% de las familias de barrios populares están bajo la línea de indigencia, necesitan asistencia alimentaria.
* El 21% no tienen la tarjeta alimentar, están en vías de obtenerla, se alimentan en comedores comunitarios y no están cenando.
* La tarjeta Alimentar, marca la diferencia en la composición de la dieta, pueden incorporar carnes y leche. Alcanza a 1.500.000 familias.
* El 27% de las familias de B.P., tienen ingresos menores a 10.000 y el 37% no llega a
20.000 pesos mensuales.
A modo de síntesis.
La pandemia dejo al descubierto los alcances de las desigualdades inherentes al actual desarrollo del capitalismo y la necesidad de la regulación pública. El capital, sin la intervención reguladora del Estado Nacional, solo genera concentración de la riqueza y profundas desigualdades, pobreza y exclusión social.
Estos resultados negativos serán más fuertes en aquellos países donde las estructuras pre pandémicas, ya eran débiles.
Estas características, se reflejan en la disposición de recursos entre países y al interior de cada uno de ellos, develando las profundas inequidades que se acentuaron durante décadas de globalización neoliberal.

Red de Emergencia Sanitaria Federal. Foto: elcorreografico.com.ar
El Estado pasó a ocupar un rol central en las sociedades, diseñando una red de emergencia sanitaria, económica y social, que perdurará.
Se ha reafirmado el concepto de autodeterminación Nacional. La recuperación económica llevara tiempo, como el control de la pandemia.
Aumentaran la pobreza y las desigualdades, los patrones de consumo y los hábitos, cambiaran.
El desarrollo de la ciencia y sus aplicaciones, necesitan del apoyo de Estado. Las formas concretas de la Democracia, de la propiedad deben ser reinscritas. Todas estas cuestiones deben ser abordadas con una mirada nueva para salir de la ideología del mercado y las Corporaciones Globales, que se apodero del mundo, a partir de la década del 80.
Hay mucho para hacer en el plano Nacional. Todas estas reformas requieren de decisiones que el Neoliberalismo y quienes lo hacen realidad, el Bloque de Poder Fáctico, desprecian, el Conflicto.
Es necesario terminar de negar la importancia del conflicto en la historia política, económica y social de los Pueblos, Siempre existió, el porvenir, no será diferente.
Debemos terminar con la colonización de la subjetividad, inherente al modelo neoliberal, acelerado por las nuevas tecnologías de la información y comunicación, requerirá de una respuesta Política y Cultural que revalorice las experiencias Nacionales, populares, democráticas y Latinoamericanas. Debemos romper con la cultura del individualismo y la meritocracia, con desprecio a lo colectivo.
En esta situación compleja, difícil, con mucha incertidumbre, se hace necesario, además de las decisiones de Gobierno, multiplicar los canales de debate, espacios físicos o virtuales, de participación, trabajar colectivamente , para entender lo logrado y los nuevos desafíos, hacer que nuestros jóvenes conozcan de dónde venimos, la historia, para mantener vivo lo que otros pretender negar y destruir.

No hay comentarios