18 de Mayo Día de la Escarapela Nacional

0
246

18 de Mayo Día de la Escarapela Nacional

Por la Prof. Ana María Tafuro.
Instituto Histórico Belgraniano de Ituzaingó.

Lic. Ana María Tafuro.
A pocos días de haber comenzado el año 1812 Belgrano había recibido la orden de las autoridades porteñas de dirigirse desde la Banda Oriental hasta el litoral santafesino. Casi un año antes se había hecho fuerte el Imperio español en Montevideo, donde había llegado el que sería el último virrey del Río de la Plata; Francisco Javier de Elío.
Esa ciudad contaba con el apoyo de las tropas brasileñas. Sus constantes ataques a las costas de Buenos Aires determinaron que el gobierno central tomara medidas drásticas para terminar con el asedio naval al que eran sometidas las propias poblaciones costeras del Paraná y la capital del ex Virreinato.
Desde Montevideo, ciudad amurallada y sitiada por las tropas revolucionarias, partían frecuentemente naves realistas para abastecerse de víveres y tratar de cortar las comunicaciones entre los partidarios de la revolución.
Primer Triunvirato: Paso, Chiclana y Sarratea.
Imagen: Historia de San Luis.
En ese contexto el Primer Triunvirato comisiona al General Manuel Belgrano con el fin de frenar los ataques navales lanzados por la flota real y para organizar la defensa de la región instalando dos baterías (conjunto de cañones dispuestos para la defensa) cuyos trabajos debía supervisar y finalmente inaugurarlas.
Elige para bautizarlas dos nombres, por demás sugestivos, Libertad e Independencia; clara demostración de una decisión tomada, acelerar los tiempos, comprometer al pueblo y al gobierno en una política audaz y contundente: declarar la Independencia.
Estos hechos, anteriores a la creación de la bandera, hablan de la inteligencia e intuición de un hombre determinado en sus ideales. Metas muy diferentes a las de un Triunvirato, muy ocupado en negocios personales ligados a potencias extranjeras, encabezados por su secretario Bernardino Rivadavia.
Las Baterías Libertad e Independencia fuero el sitio de la Jura de la Bandera Nacional.
Imagen: elarcondelahistoria.com
Una vez instalada la primera batería en las barrancas de la villa rosarina, Belgrano solicitó permiso al gobierno central para que sus soldados pudiesen llevar un distintivo que les permitiese diferenciarse de las tropas enemigas, siendo a la vez, signo de unión.
Tengamos presente que los cuerpos de milicias convocados para la defensa del Virreinato del Río de la Plata durante las Invasiones Inglesas, contaban con diferentes insignias identificatorias relacionadas al lugar de origen de cada uno de los cuerpos armados. Eso preocupaba al General, sus ideas iban más allá de contar con una divisa.
Cuadro de Manuel Belgrano luciendo la Escarapela Nacional.
Imagen: cultura.gob.ar
Él veía en esa insignia un símbolo de unión y de pertenencia a un solo propósito, la causa de la libertad. Por eso considera contraproducente que cada milicia se identificara con un color propio. Belgrano ve en esa situación, un signo de desunión y resolvió que hacía falta un único emblema que los convoque a todos bajo el mismo deseo de independencia.
Para esto, Don Manuel, debió pensar la estrategia adecuada y rápida capaz de entusiasmar a los habitantes para unirse a la lucha armada y a la causa independentista; nada más útil que el uso de un distintivo común, una escarapela, que homogeneizara el sentido de pertenencia.
Envía una nota al Triunvirato pidiéndole que permita a sus soldados utilizar una escarapela con la que puedan distinguirse de los enemigos. Paradójicamente, los soldados de la revolución, venían utilizando en combate la misma insignia que los soldados realistas
“Excmo. Señor. Parece que es llegado el caso de que V.E. se sirva declarar la escarapela nacional que debemos usar para que no se equivoque con la de nuestros enemigos y que no haya ocasiones que puedan sernos de perjuicio; y como por otra parte observo que hay cuerpos en el ejército que la llevan diferentes, de modo que casi sea una señal de división, cuyas sombras si es posible deben alejarse, como V.E. sabe, me tomo la libertad de exigir de V.E. la declaración que antes expuse.”(1)
El 18 de febrero de 1812 el gobierno da su consentimiento: “En acuerdo de hoy, se ha resuelto que, desde fecha en adelante, reconozca y use la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, declarándose por tal la de dos colores blanco y azul celeste y quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían”. (2)
Entusiasmado con la respuesta, el 23 de febrero Belgrano dispuso la entrega de escarapelas a sus soldados para que terminase de confirmar a nuestros enemigos la determinación de sostener la independencia americana.
El 18 de mayo de 1935 fue instituido por el Consejo Nacional de Educación como Día de la Escarapela Nacional.

1) PASCUALI, P. (2007) Hacer de la Patria una bandera. En: Todo es Historia, N°482. Págs. 28-41.
2) AGN, División Nacional, Sección Gobierno, Bandera y Escarapela. 1812-1818, Sala X, 44-8-29.

Ideas para trabajar en el aula.
Objetivos:
Reconocer el impacto del naciente movimiento independentista en las decisiones que se tomaron en América.
Promover desde el espacio escolar, presencial o virtual, la idea de festejar con todos: familia y comunidad.
Pensar una nueva organización social en la que participemos todos y todas sin renunciar a las diferentes identidades.
La escarapela es un símbolo que nos representa a todos y todas los argentinos y las argentinas. Sabemos que hoy nuestras comunidades escolares están compuestas por familias y estudiantes de diferentes orígenes. Por eso es importante comprender que, si pensamos en una sociedad inclusiva, podemos considerar a la escuela como el lugar oportuno e interesante para rediseñar aprendizajes significativos, representativos y como el espacio donde generar una idea nueva y esperanzadora para pensar un proyecto de país.
Posibles actividades (en la presencialidad o en la virtualidad).
* Generalmente utilizamos la escarapela en los actos patrios. ¿Podríamos lucirla más a menudo? Armar una consulta a nivel institucional con la propuesta, invitando a responder, si sería posible usarla al inicio del ciclo escolar. Por ejemplo.
* Conversar con los y las niñas acerca de los distintos países que forman parte de América Latina, identificarlos en el mapa. Buscar información sencilla sobre aquellos que formaron parte del Virreinato del Río de la Plata. ¿Hoy tienen escarapela? ¿Qué países están representados en las familias que componen el grupo del aula? ¿Cómo son los símbolos que los representan?
* Armar en algún espacio institucional, donde sea posible ubicar un afiche con el mapa de América, los símbolos que identifiquen a todas las familias de la institución.
* Proponer a las familias, armar escarapelas grandes utilizando diferentes materiales para colocar en las puertas de las casas.
* Confeccionar pequeñas escarapelas para que cada miembro de la familia pueda llevarla desde el 18 de mayo (inicio de la semana de mayo) hasta el 25.

No hay comentarios